Fundadores

El 6 de marzo de 1937, nació en Escocia Colin, el penúltimo de 12 hermanos al interior del hogar de los Crawford. A la edad de 17 años, tuvo un encuentro personal con Jesucristo, el cual cambió radicalmente su vida y destino.

Durante ese mismo año, Dios se encargó de hacer los ajustes necesarios, para que a través de un folleto escrito, una hermosa y lejana nación, en gran necesidad, llamada Colombia, recibiera como respuesta al clamor y a la oración, un legado de parte de Dios, la vida de un hijo ilustre llamado Colin Crawford.

“¿Y qué más digo? Porque el tiempo me faltaría contando de… (los héroes de la fe), que por fe… fueron perseguidos, apedreados… muertos a filo de espada… de los cuales el mundo no era digno” Hebreos 11:32-38.

En Colombia vivió un joven cristiano llamado Carlos Julio Tovar, norte santandereano, de oficio lustrador de zapatos. Este joven siendo huérfano y paria que vagaba en las calles de Cúcuta y dormía bajo una de las bancas del parque central, fue salvado gloriosamente y se convirtió en un testimonio viviente del poder del Evangelio.

Varias veces fue detenido en la cárcel por testificar y distribuir tratados; quien sufrió martirio por Cristo, pues fue lanceado por las bayonetas de la policía 2 veces y arrojado al río magdalena después de haberlo despojado de 2 biblias y 12 nuevos testamentos, pero logró salir con vida de aquel incidente después de haber recorrido varios kilómetros río abajo y mal herido; pero pocas semanas más tarde fue encontrado por la policía y matado a golpes y arrojado nuevamente al río.

El testimonio de este joven llegó a Escocia, lugar donde vivía nuestro amado Colin, quien impresionado con el relato, empezó a sentir una enorme carga de oración por esta hermosa nación llamada Colombia, nación que hasta ese entonces era completamente desconocida para él.

Inició su preparación en el Instituto Bíblico de Glasgow, y una vez finalizada esta etapa, llegó a Colombia siendo soltero, el 4 de abril de 1962, a la edad de 25 años. Sus 2 primeros años en Colombia los vivió en Pasto, donde enseñaba inglés, mientras aprendía el español y desde entonces testificaba del amor de Jesucristo.

El testimonio de este joven llegó a Escocia, lugar donde vivía nuestro amado Colin, quien impresionado con el relato, empezó a sentir una enorme carga de oración por esta hermosa nación llamada Colombia, nación que hasta ese entonces era completamente desconocida para él.

Inició su preparación en el Instituto Bíblico de Glasgow, y una vez finalizada esta etapa, llegó a Colombia siendo soltero, el 4 de abril de 1962, a la edad de 25 años. Sus 2 primeros años en Colombia los vivió en Pasto, donde enseñaba inglés, mientras aprendía el español y desde entonces testificaba del amor de Jesucristo.

En el año 1964 llega a Bogotá dónde se radica y donde Dios trata con él, a fin de usarlo como Apóstol sobre esta nación. Contrae matrimonio con Astrid Myriam Fayer en el año 1971, una joven misionera de nacionalidad Sueca, con quien inician 2 años más tarde, un ministerio que ha marcado una notable influencia y legado al interior de la iglesia cristiana evangélica de Colombia, y aportado enormemente a la unidad del cuerpo de Cristo en esta nación.

La iglesia cristiana Filadelfia empezó con 5 personas en la sala del apartamento de los Crawford, quienes guiados por el Señor, sintieron la necesidad de compartir el Evangelio y ganar a las personas de clases media y alta que vivían en uno de los lugares más exclusivos al norte de Bogotá llamado Chapinero.

En aquel tiempo existían muy pocas iglesias cristianas evangélicas en Bogotá. Desde el comienzo de su ministerio, enfatizaron 5 cosas:

1- La enseñanza de la Palabra de Dios 
2- La autoridad Espiritual 
3- La libertad del Espíritu Santo en la Adoración 
4- La visión Misionera 
5- La visión Social

El crecimiento de la iglesia durante los 3 primeros años, fue lento. La sala y comedor de los Crawford eran usadas como auditorio, las alcobas como aulas para la instrucción bíblica de los niños; sin embargo, hubo una experiencia que favoreció grandemente el crecimiento de la iglesia, cuando nuestro amado Apóstol Colin, recibe el bautismo en el Espíritu Santo en el año 1976, y es allí cuando inicia un crecimiento sin precedentes al interior de la iglesia cristiana evangélica en Colombia, que hasta el día de hoy, ha visto la influencia directa por aquello que fue iniciado aquel día en la vida de este amado Apóstol.

Sin duda, otra de las características más sobresalientes de este ministerio, ha sido la visión misionera. Como consecuencia de dicha visión, ha acontecido un verdadero avivamiento, el cual ha permitido aperturar muchas iglesias hijas, las cuales al día de hoy suman cerca de un centenar, entre hijas, nietas, biznietas, tataranietas y una que otra iglesia a las cuales el ministerio brinda cobertura.

Dado que la enseñanza de la Biblia ha sido una de las fortalezas más prominentes de este legado, en 1979 nace también el Instituto Filadelfia, más tarde Seminario Bíblico Filadelfia, el cual siguió su proceso natural de crecimiento, siendo necesario aperturar a lo largo del tiempo las jornadas: diurna, nocturna y sabatina que hasta el día de hoy funcionan.

Han sido miles los que han sido formados para servicio en la obra de Dios en las aulas del seminario, muchos de los cuales ejercen activamente dentro del pastorado. Hoy en día, el seminario ha diversificado su labor y existen extensiones del mismo en varias partes de la ciudad, además se graban las clases en video en la sede central, y son enviadas a diversas zonas a lo largo y ancho de la geografía colombiana, como aporte a la formación de líderes ubicados en zonas distantes de la capital.

Uno de los legados sociales más importantes del ministerio del Apóstol Colin Crawford, tiene que ver con llevar educación a los menos favorecidos. Los menos favorecidos siempre estuvieron presentes en el corazón de este Apóstol e influyeron en su visión social, política y ministerial; es por esto que en el año 1986, el Colegio Filadelfia abre sus puertas en la sede central.

En la mañana brindaban educación a los hijos de los miembros de la iglesia, y en las tardes, fungían como colegio social para los menores que habitaban en los barrios cercanos de escasos recursos del sector.

Ese mismo año, el colegio Filadelfia para sordos inicia sus actividades, dado que uno de los segmentos de la población más descuidada que tenía en aquel entonces Colombia, era la población de los sordos.

En el año 1990, el ministerio del Apóstol Colin Crawford, inicia la construcción de otro colegio al norte de la ciudad, y 2 años más tarde es inaugurado el Instituto Colombo – Sueco, institución que cuenta con modernas y cómodas instalaciones y que en la actualidad brinda educación a más de 1,350 estudiantes de bajos recursos, de los cuales aquellos que tienen hermanos en el colegio están becados.

Adicionalmente impulsó brigadas de salud en los sectores más deprimidos de la ciudad, llevándoles medicina, odontología, asesoría legal, peluquería, donaciones, recreación y sobre todo el mensaje cristiano.

También se cuentan entre sus logros, la casa de rehabilitación para mujeres, hogar de rehabilitación para adictas a las drogas, alcohol y prostitución a través de la teoterápia.

En la década de los 90’s, participa activamente en política, para lo cual renunció a su ciudadanía Británica y se nacionalizó colombiano y habiendo sido electo Representante a la Cámara; como congresista representó al país en materia de salud mental en el congreso de Montreal e impulsó la creación de normas que benefician a los enfermos mentales y a los sordomudos de Colombia.

En su segunda participación en política fue Concejal de la ciudad y adelantó en ambos períodos, iniciativas de beneficio en favor de los más necesitados.

El ministerio del Apóstol Colin, es reconocido como uno de los más sobresalientes en las últimas 4 décadas, en la historia de la iglesia cristiana evangélica en Colombia. Sus dones como maestro, evangelista, consejero, escritor, político, apóstol y pastor, han dejado una onda huella que trasciende, como un importante legado de servicio a esta nación y en el ámbito de su liderazgo espiritual con afectación e inspiración a muchas otras naciones de la tierra.

Es autor de los libros: Manual Cristiano, La Palabra Profética, Grandes Palabras del Evangelio, de Egipto a Canaan y Bautismo en el Espíritu Santo. Participó activamente en programas radiales difundiendo el mensaje cristiano en varias emisoras y radio difusoras.

Podemos afirmar sin lugar a equívocos, que el legado del Apóstol Colin Crawford ha enriquecido a esta nación, aportando en la construcción de una nueva sociedad, fundamentada en valores y principios, y formando cristianos de excelencia que trasforman su sociedad.

Tras la partida del pastor Colin a la presencia del Señor en el año 2007, la pastora Miriam Crawford ha continuado con el trabajo comprometido que requiere este ministerio, el amor, la gracia y la Fe en el Señor Jesucristo han sido su fortaleza para sortear las adversidades y continuar el legado que junto con su esposo iniciaron para servir en Colombia glorificar el nombre de Cristo.

© 2018 por Marca CERO,

Cra. 7 #166-51,

Bogotá, Colombia

info@asoliganuevavida.org

Tel: +57 1 6691647

Mantente en contacto:

  • Facebook Clean

Horario de Atención:

Lunes - Viernes  8 Am - 6 Pm

Todos los derechos reservados Asociación Liga de Nueva Vida.